Garantía de responsabilidad

  • Imprimir

La administración de fincas es una profesión liberal, y para su ejercicio es preciso acreditar la cualificación profesional suficiente y legalmente reconocida para ejercer dichas funciones.

La incorporación al Colegio Profesional supone que obligatoriamente el administrador cuente con garantias adicionales de responsabilidad civil y de caución, así como que se someta en su actuación a la Comisión Deontológica del Colegio.

Estas garantías son consecuencia de que los administradores son los depositarios de fondos económicos de terceras personas y por lo tanto, debe prestar una garantía suficiente que avale su actividad.